Un bodorrio de película

Un bodorrio de película

258
0
Compartir
boda de pelicula

Mucho se habla de bodas austeras, de que ya no se lleva gastos excesivos en una boda… ¿Pero qué pasa con aquellas personas que soñaron con una boda toda su vida y cuentan por una u otra circunstancia con el suficiente capital para armar una mega fiesta por todo lo alto?

Qué no te de corte, si quieres, tienes y puede haz de tu boda algo importante y especial. No te lamentarás ya lo sé pero olvídate de lo que piense la gente que más de uno estará deseando ser invitado a esa fiesta inolvidable en la que todos quedarán con la boca abierta.

Gasta lo que haga falta en ese hermoso vestido. Que quieres que sea en ese local frente al mar o en medio de las montañas, adelante, todo tuyo. Que para comodidad de los invitados pondrás tres autobuses que los lleven y traigan, ellos te lo agradecerán. Lo mismo a la hora de gastarte en el banquete. Que quieres salir del común y ofrecer canapés A1, es tu boda y una tarta espectacular, hazlo. Quieres que sea por todo lo alto y si eso te hace feliz, no lo dudes ni siquiera un segundo. Que te gusta tal grupo y lo quieres contratar para sorprender a los invitados, contrátales. Paga si quieres. Si tienes y si te apetece hacerlo. Si eres de las personas que tienen mucho dinero y no se cortan a la hora de gastar habitualmente, en tu boda deberás ser igual.

Pero eso sí deberás de pensar en cada detalle, deberás estar pendiente de todo lo que vaya surgiendo porque pueden surgir imprevistos. Lo más recomendable es que cuentes con alguien más que te ayude o que te hagas las gestiones respectivas para que de esa forma se te facilite el trabajo.

Antes que nada deberás pensar bien con tu novio si todo lo que estás planeando también a él le gusta. Cada logro deberás compartirlo.

En caso surja alguna cancelación o te digan que para la fecha que estás pensando no será posible, deberás planificar con tiempo para que nada quede sin resolver. Eso sí aun cuando el gasto de tu boda sea un exceso dados los tiempos fíjate bien a quienes invitas no vaya a ser que por centrarte en otros aspectos se te olviden ciertas personas que han sido de una gran significancia en tu vida. Que los regalos que ofrezcas a los invitados sean de valor, no pasa nada si eso es lo que habéis decidido. Ten cuenta que es tu día y si gastar por todo lo alto os hace felices no lo pienses más, ten en cuenta que la vida es una sola y si tienes la disponibilidad de hacer algo grande harás feliz a muchas personas. Si empiezas a sentir que es un exceso lo que estás pagando por tal o cual cosa, entiende que una boda es algo en lo que se gasta. Y si cuentas con un nivel de vida por encima de la media, lo normal es que tu boda sea un bodorrio de película