Migraña: alteraciones morfológicas

En un artículo publicado en el sitio web de Farmacia del Ahorro, un grupo de investigadores del Massachussets General Hospital y de la Harvard Medical School, Boston (Mass., EEUU) se proponen examinar en los pacientes con migraña, las alteraciones morfológicas de la corteza cerebral en su área somato-sensitiva.

El área somato-sensitiva de la corteza cerebral humana esta localizada en la circunvolución post-central del lóbulo parietal (ver figura 1), y es la que recibe todos los impulsos nerviosos periféricos procedentes de todas las áreas del cuerpo, allí representadas en una extensión dependiente de la importancia del aporte sensitivo de cada área: el espacio ocupado por los impulsos sensitivos correspondientes a las manos es mucho mayor que el que le corresponde al dorso del cuerpo.

En su conjunto, el sistema somato-sensitivo (por el que transcurren todas las sensaciones originadas en el cuerpo) se constituye mediante tres largas neuronas:

  • La primera neurona asienta su cuerpo neuronal en el ganglio nervioso correspondiente a la raíz dorsal de cada nervio espinal. Si la sensación procede de la cabeza y el cuello el ganglio donde asienta la neurona es el correspondiente al nervio trigémino.
  • La segunda neurona asienta su cuerpo neuronal en la médula espinal o en el tronco central y su cilindroeje cruza al lado opuesto y termina en el tálamo (en su núcleo ventral posterior).
  • La tercera neurona tiene su cuerpo en el núcleo ventral posterior del tálamo y termina en la circunvolución post-central del lóbulo parietal.

El estudio ha sido realizado en 24 pacientes con migraña, subdividido en 12 pacientes que padecían migraña con aura, 12 pacientes con migraña sin aura y 12 controles. El grosor de la corteza cerebral correspondiente al área somato-sensitiva, en los dos grupos de pacientes con migraña y en el grupo control, fue medido en el Martinos Center for Biomedical Imaging del Massachussets General Hospital. Los resultados fueron los siguientes: en los pacientes con migraña el grosor de la corteza del área somato-sensitiva está aumentado en un 21% cuando se compara con el grosor del grupo utilizado como control.

El aumento de grosor más significativo se encontró en la parte caudal o inferior del área somato-sensitiva, que corresponde a zona que recibe los impulsos procedentes del área del nervio trigémino, donde está representada la cabeza y la cara. Las conclusiones son las siguientes:

  • El aumento de grosor de la corteza en el área somato-sensitiva de los pacientes con migraña indica que los mecanismos sensoriales del cerebro son componentes muy importantes de la migraña.
  • El área somato-sensitiva de la corteza cerebral juega un papel crucial en el procesamiento de los estímulos somato-sensoriales, dolorosos y no dolorosos.
  • Crisis repetidas de migraña pueden conducir al aumento de grosor del área somato-sensitiva, aunque también bien cabe la posibilidad de que la migraña sea el resultado de estas modificaciones estructurales del cerebro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *