Menopausia y fractura de cadera

En un artículo publicado en el Journal of American Medical Association del 28 de Noviembre de 2007, un grupo de investigadores pertenecientes a varios universidad norteamericanas, se proponen desarrollar un algoritmo (“conjunto ordenado y finito de operaciones que permite hallar la solución de un problema” según el Diccionario de la Real Academia Española) que permita predecir el riesgo a los 5 años de sufrir una fractura de la cadera en la mujer ya en la menopausia.

Un total de 93.676 mujeres incluidas en la Women Health Iniciative (WHI) un estudio multiétnico, con la observación como método, han sido utilizadas para desarrollar un algoritmo, basado en datos clínicos, que permita predecir el riesgo de una fractura de cadera. Los datos o factores clínicos seleccionados para predecir la fractura de cadera fueron validados en 68.132 mujeres que participaron en un ensayo clínico. El modelo obtenido fue probado en un subgrupo de 10.750 mujeres a las que se les había practicado una densitometría para evaluar la densidad mineral ósea a nivel de la cadera.

Los resultados fueron los siguientes: durante un seguimiento medio de 7,6 años, 1.132 fracturas de cadera fueron identificadas en las mujeres participantes en el estudio de observación WHI, mientras que, en el ensayo clínico, con un seguimiento de 8,0 años, se identificaron 792 fracturas de cadera. 11 factores clínicos predijeron una fractura de cadera durante un seguimiento de 5 años:

  1. Edad.
  2. Estado de salud (expresado por la propia participante).
  3. Peso.
  4. Altura.
  5. Raza/etnia.
  6. Actividad física (según la participante).
  7. Historia de fractura a partir de los 54 años de edad.
  8. Fracturas de cadera en sus padres
  9. Hábito de fumar en la actualidad.
  10. Uso de corticoesteroides.
  11. Diabetes tratada.

Las curvas estadísticas desarrolladas muestran que el algoritmo encuadra un área bajo su expresión en una curva que incluye el 80% de las fracturas de la cadera en las mujeres del ensayo clínico en las que se aplicó el cálculo de probabilidad de fractura de cadera a partir de la puntuación final obtenida sumando los puntos correspondientes a cada uno de los 11 factores. Según este baremo, una puntuación total de 9 supone una probabilidad de fractura de cadera del 0,1%, una puntuación total de 18 supone probabilidad de fractura de cadera del 1% y una puntuación total de 24 una probabilidad de fractura del 5%.

La conclusión es la siguiente: este algoritmo, basado en la puntuación otorgada a 11 factores clínicos puede predecir el riesgo a los 5 años de sufrir una fractura de cadera en las mujeres en la menopausia.

La edad es un conocido factor de riesgo para la fractura de cadera y continúa siéndolo, pero se demuestra que la adición de otros datos clínicos puede potenciar esta predicción. La comparación con la potencia predictiva de la densitometría de la cadera (que mide la densidad mineral ósea) es limitada por el tamaño de la muestra y no tiene significación estadística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *