Categorías
Noticias

Los despidos de Uber y Airbnb debido al Covid-19

A principios de este mes de mayo, Uber anunciaba la decisión de despedir a 3,700 de sus empleados a nivel global, un 14% de toda su plantilla. Después de ese duró golpe, el Covid-19 no ha dado tregua alguna, por lo que el pasado 18 de mayo, volvió a anunciar 3 mil despidos más.

La baja demanda de viajes que se está ocasionando el confinamiento ha sido el factor decisivo para la decisión y el nuevo enfoque de la compañía, el enfoque que la hizo despegar desde un principio: transporte de personas y el transporte de comida. Dejando de lado proyectos alternos como autos autónomos o red de entregas de mercancías.

En contraste con los transportes de personas, Uber Eats ha descrito un aumento del 54% de sus reservas en durante este tiempo del coronavirus.

Los datos explican que Uber ha perdido 2,946 millones de dólares en sólo el primer trimestre de 2020.

Respecto a Airbnb, la compañía de alojamiento no tiene ni una pequeña ancla como lo tiene Uber (Uber Eats), ya que su negocio ha sufrido inmensas pérdidas debido a la falta de turistas en todo el mundo.

El pasado 5 de mayo, el CEO de la compañía, Brian Chesky, anunció mediante una carta el despido de 1900 empleados, el 25% de su plantilla a nivel global.

La carta de despido que fue hecha pública por CNBC, y ha sido descrita por diferentes medios (como businessinsider.com) como la manera correcta de hacerlo.

El CEO plantea que además de la crisis actual, el mundo del turismo cambiará totalmente, haciendo que las personas quieran residir cerca de sus localidades y por menor tiempo.

Los despidos, también afirma Chesky, se hicieron con base a esta nueva estrategia, revisando a fondo habilidades y aptitudes. Aquellos que decidieron ser quitado de su puesto, recibirán una indemnización de 14 semanas de salario y apoyo para encontrar otro empleo.

Asimismo, la empresa puso una pausa con sus relaciones con hoteles y residencias de lujo.

Airbnb estima que sus ganancias para este 2020 sean menos de la mitad a las del año pasado. Recordemos que a mediados de abril, la compañía pidió un préstamo de 1000 millones de dólares con inversores privados.