Leche de vaca el gran debate sobre los pros y los contras

Tomar o no tomar leche de vaca, esa es la cuestión, las guerras de la leche comenzaron cuando en Estados Unidos, el Departamento de Agricultura decidió agregar la leche de soya como una opción láctea en las Guías Dietéticas. En menos de un mes comenzaron las acusaciones en contra de la leche. Entre las más recientes se encuentran: la leche puede causar diabetes juvenil, enfermedad de corazón, cáncer, desórdenes digestivos, infecciones del oído, cólicos y anemia por deficiencia de hierro.

La acusación popular que “la leche de vaca es para becerros” no para gente presenta una cuestión dietética intrigante: ¿por qué las personas comen alimentos cultivados—ya sea trigo, arroz, papas, brócoli, zanahorias, pollo o puerco? Los humanos comenzaron como recogedores de alimento, comiendo todo lo que encontraban en el suelo y que crecía naturalmente. En lugar de esto, las personas aprendieron a cultivar alimentos de plantas y animales para asegurar el abastecimiento constante de alimentos.

Hechos sobre la leche de vaca

Esto es lo que se ha dicho y escrito sobre la leche y la salud:

Enfermedad Cardiovascular

Si la leche (y otros productos lácteos) se consumen en grandes cantidades en su estado normal, entonces pueden subir los niveles de colesterol en sangre y contribuir a la enfermedad cardiovascular. Sin embargo, ahora los supermercados ofrecen opciones lácteas incluyendo leche, yogurt, queso y crema bajos en grasa. A la edad de 2 años, no existe razón por la cual no cambiar a alternativas bajas en grasa.

Cáncer

Pocos estudios han sugerido una asociación—otros no han encontrado ninguna—entre el azúcar de la leche y cáncer de ovario. Pero, el estudio más cuidadosamente hecho hasta la actualidad encontró que las mujeres que desarrollaron cáncer de ovario tomaban menos leche que aquellas que no tuvieron este cáncer. Mientras que el contenido alto en grasas en la leche entera y otros productos lácteos enteros pueden promover ciertos cánceres, estudios recientes indican que los componentes de baja grasa pueden reducir los cánceres de pecho, pulmón y colon.

Diabetes

La diabetes tipo 1 o insulino-dependiente es una enfermedad autoinmune y existe evidencia de que las personas que la desarrollan tienden a tener altos niveles de anticuerpos en sus sangre a las proteínas de la leche de vaca. El riesgo, si es que existe, de desarrollar este tipo de diabetes parece estar relacionado al consumo de la leche no modificada de vaca en la infancia por personas susceptibles.

La Academia Americana de Pediatría recomienda que los niños en su primer año de vida no se les dé leche de vaca o productos de ella. Esto con el fin de introducir la leche de vaca hasta que el sistema digestivo del niño se encuentre más maduro y se pueda reducir el riesgo a la alergia a la leche y a otras alergias.

Osteoporosis

Aunque es cierto que en países asiáticos, en donde existe un bajo consumo de productos lácteos o de leche, hay una menor incidencia de osteoporosis que en países donde se toma mucha leche como Estados Unidos. Pero también es cierto que los asiáticos comen más verduras ricas en calcio y menos proteína que los americanos. La proteína consumida en exceso remueve el calcio del cuerpo. Además, las personas asiáticas hacen más ejercicio y consumen menos refrescos de cola, que pueden impedir el uso del calcio. La leche y otros productos son las fuentes principales de nutrientes constructores de hueso como el calcio y la vitamina D. Aunque la leche contiene proteína, la razón de calcio a proteína en la leche es suficientemente alta para favorecer el

desarrollo del hueso.

Problemas Digestivos

Muchas personas desarrollan diferentes grados de intolerancia a la lactosa, la incapacidad del organismo de digerir el azúcar natural en la leche, lo cual puede resultar en gases y diarrea. Pero muchas personas con intolerancia a la leche pueden incluir un vaso de leche con sus alimentos con pocos síntomas. También, el yogurt con cultivos activos y quesos fuertes pierden la mayoría de la lactosa son bien tolerados.

¿Por qué tomar leche?

Además de ayudar a construir huesos fuertes, el calcio y otros componentes pueden ayudar a prevenir la hipertensión (y también la enfermedad cardiovascular) y cánceres de pecho y colon. La leche es excelente fuente de vitaminas y nutrientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *