Menopausia y fractura de cadera

En un artículo publicado en el Journal of American Medical Association del 28 de Noviembre de 2007, un grupo de investigadores pertenecientes a varios universidad norteamericanas, se proponen desarrollar un algoritmo (“conjunto ordenado y finito de operaciones que permite hallar la solución de un problema” según el Diccionario de la Real Academia Española) que permita predecir el riesgo a los 5 años de sufrir una fractura de la cadera en la mujer ya en la menopausia.

Un total de 93.676 mujeres incluidas en la Women Health Iniciative (WHI) un estudio multiétnico, con la observación como método, han sido utilizadas para desarrollar un algoritmo, basado en datos clínicos, que permita predecir el riesgo de una fractura de cadera. Los datos o factores clínicos seleccionados para predecir la fractura de cadera fueron validados en 68.132 mujeres que participaron en un ensayo clínico. El modelo obtenido fue probado en un subgrupo de 10.750 mujeres a las que se les había practicado una densitometría para evaluar la densidad mineral ósea a nivel de la cadera.

Los resultados fueron los siguientes: durante un seguimiento medio de 7,6 años, 1.132 fracturas de cadera fueron identificadas en las mujeres participantes en el estudio de observación WHI, mientras que, en el ensayo clínico, con un seguimiento de 8,0 años, se identificaron 792 fracturas de cadera. 11 factores clínicos predijeron una fractura de cadera durante un seguimiento de 5 años:

  1. Edad.
  2. Estado de salud (expresado por la propia participante).
  3. Peso.
  4. Altura.
  5. Raza/etnia.
  6. Actividad física (según la participante).
  7. Historia de fractura a partir de los 54 años de edad.
  8. Fracturas de cadera en sus padres
  9. Hábito de fumar en la actualidad.
  10. Uso de corticoesteroides.
  11. Diabetes tratada.

Las curvas estadísticas desarrolladas muestran que el algoritmo encuadra un área bajo su expresión en una curva que incluye el 80% de las fracturas de la cadera en las mujeres del ensayo clínico en las que se aplicó el cálculo de probabilidad de fractura de cadera a partir de la puntuación final obtenida sumando los puntos correspondientes a cada uno de los 11 factores. Según este baremo, una puntuación total de 9 supone una probabilidad de fractura de cadera del 0,1%, una puntuación total de 18 supone probabilidad de fractura de cadera del 1% y una puntuación total de 24 una probabilidad de fractura del 5%.

La conclusión es la siguiente: este algoritmo, basado en la puntuación otorgada a 11 factores clínicos puede predecir el riesgo a los 5 años de sufrir una fractura de cadera en las mujeres en la menopausia.

La edad es un conocido factor de riesgo para la fractura de cadera y continúa siéndolo, pero se demuestra que la adición de otros datos clínicos puede potenciar esta predicción. La comparación con la potencia predictiva de la densitometría de la cadera (que mide la densidad mineral ósea) es limitada por el tamaño de la muestra y no tiene significación estadística.

Medicación Contra El Acné Depresión Y Suicidio

A Charles Bishop, un joven de 15 años que en 2003 estrelló su avioneta contra un rascacielos de Tampa, Florida, se le había prescrito una medicación contra el acné entre cuyas reacciones adversas se incluye una tendencia a la depresión y al suicidio. 

Este fármaco, con el nombre comercial en los EEUU de Accutane, Roche (Roacután en España), es la isotretinoina, un retinoide que inhibe la función de las glándulas sebáceas, por un mecanismo desconocido, aunque con el inconveniente de que provoca muy importantes efectos colaterales, por lo que se reserva para casos muy graves y recalcitrantes de acné.

Entre la extensa información facilitada por San Pablo Facturación, sobre este fármaco consta, entre las reacciones adversas, “ideas de suicidio, intentos de suicidio, depresión e inestabilidad emocional”.

El hecho de que a Charles Bishop le fuera indicada esta medicación ha reavivado la controversia sobre los efectos psiquiátricos de la isotretinoina. Según Steven Galson, director del Centro para la evaluación de los fármacos de la FDA (Food and Drug Agency) de los EE.UU., un estudio no muy amplio ha mostrado que “cuando los pacientes toman Accutane, se deprimen y la depresión desaparece al suspender la medicación”.

No obstante, el estudio es demasiado pequeño para llegar a conclusiones definitivas, por lo que se ha diseñado un estudio prospectivo para averiguar si existe una conexión entre el fármaco y la depresión.

Sin embargo, las investigaciones en marcha sobre el muy extraño suceso de Tampa han averiguado que los padres del joven suicida se habían intentado suicidar conjuntamente, tras un pacto, cuando eran muy jóvenes, antes de casarse y tener a Charles Bishop, aunque fallaron en un doble intento.

La tasa de suicidio en los EE.UU. en jóvenes entre 15 y 24 años que reciben este fármaco es más baja, según el vicepresidente del laboratorio Hoffman-La Roche en EE.UU., que la que se encuentra a la población general, que no lo recibe. La conclusión es que la relación entre la isotretinoina y tendencia a la depresión y al suicidio debe investigarse con estudios más fiables, aunque hasta el momento no se haya demostrado una relación causal.

Los 7 rasgos de una terapia holística

Las terapias o medicinas alterativas están cautivando a medio mundo y cada vez son más utilizadas por personas de diferentes países y culturas para curarse o bien sentirse mejor. La gemoterapia, el yoga, la aromaterapia, la acupuntura, etc.

Estas terapias pueden ser de hace muchos años mientras que otras son más nuevas, adaptadas a los tiempos actuales. Veamos algunos de los principales fundamentos o rasgos de estas terapias que pueden causar los efectos secundarios de la metformina.

Una característica común es que son alternativas.

Todas ellas se engloban en terapias de tipo complementario, algunas de ellas no probadas científicamente, pero otras aceptadas dentro de la medicina.

Naturalidad.

Las terapias holísticas se basan en los poderes de sanación naturales del organismo. Siempre utilizan formas naturales o que encontramos en la naturaleza, dejando a un lado la química de las pastillas convencionales que se utilizan en medicina.

Mente y cuerpo.

Suelen unir mente y cuerpo de las personas. De manera que están conectados entre sí para poder sanar mente y cuerpo a la vez, siendo el daño físico consecuencia del psíquico y a la inversa.

Sanador.

Siempre están dadas por un profesional en cada terapia, que sana, aconseja o bien ofrece tratamientos para tratar diversas dolencias. Una gran parte pueden ser médicos, mientras que otros tienen titulaciones en cada terapia en cuestión.

Alcanzar el bienestar.

Entre los muchos beneficios que ofrecen estas terapias destaca llegar a un bienestar y a un estado pleno, que compagina la mente y el cuerpo sin problemas. Para ello se dan tratamientos específicos según cada persona.

Relajación y meditación.

Aunque no es la base de todas, una gran parte de las terapias alternativas precisan de relajación y meditación ante de ser llevadas a cabo. Solo de esta manera, se puede llegar a un estado de concentración óptimo para poder liberar y cargar nuevas energías.

Tratamientos individualizados.

Suelen ofrecer tratamientos siempre personales y en función de la dolencia de cada persona. Se estudia al paciente, se ofrecen tratamientos a medida, se realizan terapias duraderas, se observa cómo va el tratamiento, y suele haber una relación más duradera entre paciente y sanador o profesional de las medicinas alternativas.

Ancianos Deficit De Hormonas Anabolizantes

En un artículo publicado en la revista Archives of Internal Medicine del 12 de Noviembre de 2007 miembros del grupo italiano InCHIANTI (The Aging in the Chianti Area Study– Estudio del envejecimiento en el área de Chianti) se proponen comprobar si en los hombres ancianos el declive en los niveles circulantes de tres hormonas anabolizantes -testosterona, factor de crecimiento 1 parecido a la insulina (IGF-1) y el sulfato de la dehidroepiandosterona (DHEA-S)- se asocian con una mayor mortalidad de modo estadísticamente independiente de otros factores.

El método aplicado en el estudio ha sido el siguiente:

  • En una muestra poblacional de 410 hombres con 65 o más años de edad, se valoraron los niveles circulantes en el plasma de la testosterona, el IGF-1 y el DHEA-S.
  • Un total de 126 hombres falleció durante los 6 años de seguimiento.
  • Las cifras definidas como umbrales para los valores más bajos de las hormonas fueron: 70 nanogramos/decilitro para la testosterona circulante, 63,9 ngr/dl para el IGF-1 total y 50 microgramos/dl para el DHEA-S.

Los hombres fueron divididos en 4 grupos:

  • En ninguna de las 3 hormonas sus valores se encontraban por debajo del umbral.
  • En 1 de las hormonas sus valores se encontraban por debajo del umbral.
  • En 2 de las hormonas sus valores se encontraban por debajo del umbral.
  • En 3 de las hormonas sus valores se encontraban por debajo del umbral.

Los resultados fueron los siguientes.

  • Comparados con los hombres con niveles de las 3 hormonas anabolizantes por encima del umbral, tener 1, 2 y 3 hormonas con valores por debajo del umbral se asociaban con cocientes de riesgo de mortalidad de 1,47, 1,85, y 2,29 respectivamente.
  • En el análisis estadístico total, en el que se eliminan otros muchos factores de riesgo para la mortalidad, sólo los hombres con deficiencias en las 3 hormonas presentan un incremento significativo de la mortalidad.

Las conclusiones son las siguientes: el declive en la concentración de los niveles circulantes en el plasma de 3 hormonas anabolizantes (testosterona, IGF-1 y DHEA-S) es un factor fuertemente independiente que predice la mortalidad en los ancianos.

Por lo tanto, son las deficiencias hormonales múltiples, y no la deficiencia en una sola hormona anabolizante, las que deben considerarse como un potente marcador biológico del estado de salud en los hombres ancianos.